viernes, 13 de abril de 2012

Dos pequeños cuentos árabes


Es que últimamente andamos algo arabófilos...


Un fuerte empresario de la antigüedad tenía una gran caravana de camellos con la cual transportaba mercancías de un país a otro. Su único hijo no era ambicioso, sino más bien indiferente al entusiasmo de su padre quien pretendía que el hijo fuese continuador de su actividad comercial.

En una de esas travesías el hijo observó cómo un león cazaba a una gacela y la comía parcialmente. También observó que una vez que se retiró el felino, se acercaron los zorros y comieron cómodamente lo que quedaba.

Este chico sabía de las preocupaciones de su padre, de los problemas que él debía enfrentar y solucionar diariamente. Pensó en el episodio del león, del riesgo, del esfuerzo y también analizó la simpleza y comodidad del zorro que, sin ningún esfuerzo, se pudo alimentar sin arriesgar nada.

Cuando regresaron del viaje, el muchacho comentó lo sucedido con su padre, agregando que con todo el dinero que tenían se podría vivir sin problemas, ni sobresaltos, más allá de las preocupaciones y peligros, y terminó poniendo como un ejemplo la actuación del zorro, a lo que el padre le respondió: "Es necesario ser un león y que los zorros coman tus sobras, y no ser zorro y comer la sobra de los leones."

- - 0 - -

Un joven llegó a un oasis, bebió agua, se aseó e inquirió a un anciano que se encontraba descansando:

-¿Qué clase de personas hay aquí?
-¿Qué clase de gente había en el lugar de donde tú vienes?, preguntó el viejo.
-Oh, un grupo de egoístas y malvados. Estoy encantado de haberme ido de allí.
-Lo mismo habrás de encontrar aquí,
respondió el anciano.

Ese mismo día, otro joven se acercó a beber agua al oasis, y viendo al anciano, preguntó:

-¿Qué clase de personas viven en este lugar?

El viejo respondió con la misma pregunta:

-¿Qué clase de personas viven en el lugar de donde tú vienes?
-Un magnífico grupo de personas, honestas, amigables, hospitalarias, me duele mucho haberlos dejado.
-Lo mismo encontrarás aquí, concluyó el anciano.

Un hombre que había escuchado ambas conversaciones le preguntó al viejo:

-¿Cómo es posible dar la misma respuesta a dos situaciones tan diferentes?

A lo cuál el viejo contestó:

-Cada uno lleva en su corazón el entorno donde vive. Aquel que no encontró nada bueno en los lugares donde estuvo, no encontrará otra cosa aquí. Quien encontró amigos allá, aquí también podrá encontrarlos.

Fuentes:

http://www.laregiondigital.com.mx/web/deportes/49-desde-la-redaccion/17026-qes-necesario-ser-un-leon-y-que-coman-los-zorros-tus-sobras

http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=491

Imagen:
http://www.taringa.net/posts/imagenes/6966565/Proverbios-_rabes.html

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi único reclamo sería ¿por qué sólo 2 cuentos? jijiji sabes... algo interesante, además de los cuentos mismos, sería saber sobre las vidas y entorno de aquéllos quienes lo crearon, y bueno, siendo que estás de arabófilo... por qué no nos compartes un poco sobre los creadores... ¡todo quiero! ¿verdad? bien, espero sea tomada mi sugerencia, siendo que la escribo en el espacio destinado para ello.

Resih Umar H. B. dijo...

Bueno, la idea con estos dos relatos es estimular a los visitantes para que después descubran por si mismos más relatos -igual hasta después son ellos quienes compartirán conmigo sus descubrimientos-.

Respecto a los autores, sólo puedo decir que son relatos populares, que pasan de boca en boca hasta que alguien por fin los escribe -es el mismo caso de 'Las Mil y una noches', un compendio de relatos populares organizados a la manera de una 'matrioshka'-.

¿El entorno en que se desarrollaron? Bueno, eso es muy variado, para los cuentos de este post, la imagen que los acompaña ya nos da una buena idea.

Mil gracias por la visita y el comentario.

Pepper dijo...

“En verdad los hechos y los dichos de los que nos
precedieron encierran semblanzas y ejemplos para
los hombres de los tiempos nuevos…”

Prólogo de "Las mil y una noches", Anónimo.

Grande sabiduría de tradición milenaria. ¡Gracias por reactivar el gusto y la curiosidad!

Bisous :D

Resih Umar H. B. dijo...

Así es: "Gloria a quien guarda los relatos de los primeros como una lección dedicada a los últimos".

Gracias por la visita y por tu aportación.

Musu.

:-)

رَسي عُمَر