jueves, 6 de septiembre de 2007

Sin cerrar los ojos.

Cuántas personas duermen ahora mismo en esta parte del mundo y yo aquí, en vela frente a una pantalla. Pausadamente me suministro unos sorbos de té. Hace tiempo que no sufría de insomnio. Parece que ya empiezan a alterarme la tranquilidad las cosas que hay por hacer. Y el reloj sigue ahí: palpitando, palpitando. No faltará mucho para que escuche el despertar de los pájaros y para que, aproximadamente a las 6:15, se escuche la campana que anuncia la llegada de los recolectores de basura. Veré encenderse la luz en la ventana de la casa vecina. Percibiré el sonido de algunos vehículos que se niegan a arrancar y escucharé el paso apresurado de una mujer en zapatos de tacón. Bastará con que poco después mire por la ventana y note que ya está clareando. La manera en que ha sido construida esta casa me priva del espectáculo de la salida del sol. Cuando empiece a iluminarse allá afuera, tal vez ocurra lo que más me temía: empezaré a sentir sueño justo cuando tanta gente ha dejado de dormir y empiece sus actividades cotidianas. Me meteré a la cama como quien entra a una espelunca y dormiré como quien ha hecho de la noche, día.

12 comentarios:

Titch dijo...

La noche siempre me causa una sensación extraña, en ocasiones creo que la oscuridad conspira contra mí. hoy no es la excepción. He discutido con él, por tonterías, por fantasmas del pasado que solo son eso....... fantasmas que me asustan, pero ya me acostumbre a ese miedo y se ha vuelto una necesidad de sentirlo todo el tiempo. Estaba muy enojada y no podía decirle que mi enojo era con el, conmigo, con todos, pero en realidad mi enojo es con la vida. Porque con ella? si me ha dado tanto……………según dice Alberto Cortes; molesta por no dejar aun lado los malos momentos y seguir en ellos, echando a perder lo bueno que tengo con el. Ahora se que lo hice una vez más…….Hasta cuando????

Oh!! Querido Resih! Que afortunado eres de cerrar tus ojos al sol y contemplar la noche, como una burbuja en el aire, que al instante se pierde……..así es la noche, cuando menos te das cuentas ya esta el sol.

Paz

Alexandro Larracilla dijo...

Bien. Perdón si interfiero en alguna clase de diálogo críptico y privado, pero siendo éste un foro público, no me queda otra más que comentar lo primero arriba escrito.

Bien, que mejor descripción de un amanecer del insomne no podría haber. Que tan cierto es, que anoche mismo he pasado la misma espantosa experiencia. Lo espantoso no es no lograr sumirse en ese suave caer a los abismos del sueño, sino ver llegar (con el mismo espanto del vampiro) la luz del día. Pues bien sabemos que es ahí donde comienza nuestro sueño, mientras allá afuera se enciende el mecanismo eterno del grupo. Eso es terrible, porque dentro del insomne se activa esa vieja sensación de tiesura y asfixia que no le permite dar paso para alcanzar a los demás.

Alexandro Larracilla dixit

Nombre: Resih Umar. dijo...

Cuántas cosas pasan de noche. Cuántas cosas nos pasan por la cabeza durante la noche. Y la luna permanece ahí, atestiguando todo. Me viene parte de una canción del portugués Pedro Barroso:

"Oh, luna que vas tan alto,
tan altiva y tan serena,
dime luna, entre selvas y rosas,
cuál es el camino.

Quiero el camino del tiempo,
Quiero tener tiempo para el camino.
Dime, luna, cuáles son los secretos de la vida y por dónde procurar.

Quiero de ti esa razón, esa fuerza calma de quien sabe aconsejar.
Cuéntame todo lo que sabes,
todo lo que ves y callas y conviertes en luz.

Quiero la sabiduría de quien hace de la noche día y se esconde para pensar.

Enséñame el saber profundo.
Tú que sabes la verdad, tú que conoces y viste todas las noches del mundo".

Qué poca cosa somos aquí en la tierra. Si la luna tiene una fuerte influencia sobre los océanos, qué cosa no ha de provocar en nosotros, que no somos más que líquidos contenidos en unos cuántos metros de piel. Los que padecemos por más tiempo esa fuerza, somos los desvelados.

laetitia dijo...

Ídem, yo tampoco duermo si hay que dializar, ni modo así es...

ah, y también cuando sigo y sigo pensado (¿por qué nunca dejo de pensar?)

sigue con el té, sin embargo yo creo más en mis pildoritas, la de dormir, las de ser feliz, para el dolor, etc.

nos leemos.

Anónimo dijo...

Para Laetitia (a) la niña alegría: No te quejes que no puedes dexar de pensar. Hay que disfrutarlo ahora que podemos y hay que aprovecharlo, porque ya petateados, hasta lo vas a extrañar.

Alejandro Larracilla B. Dixit

Anónimo dijo...

niño, niño... no me quejo... me pregunto, por si no viste los signos de interrogación.

soy de luz, de sol (Leo al fin y al cabo)...por eso no he de entender las magicas palabras de noche, osuridad y luna tal como lo hace este trio.

¿que le hacemos?

mi humildisimo punto de vista...
gracias

llb

Nombre: Resih Umar. dijo...

A veces pienso que el hábito de pensar cada movimiento cada cosa que he de hacer se está convirtiendo en un tormento. A ratos quisiera actuar sólo instintivamente. Pensar me llena de marañas la cabeza, me altera este jodido estado de ánimo. Quisiera una de estas noches perderme o "clavarme agujas en los ojos para sentirme vivo y pararme al borde del abismo dispuesto a volar". Es bueno saber que ustedes aún estén en vida, que pueden sacar de ella un poco de alegría. Yo con frecuencia me siento hueco y sin voluntad para libar lo que la vida tiene de bueno. Solo he nacido, solo me moriré. Paz.

Alex Larracilla dijo...

Pues al fin y al cabo, todos nacimos solos y solos nos quedaremos. ¿A caso has visto que entierren a alguien en pareja?

Por otro lado, tengo la fórmula que necesitas para pensar solamente de manera instintiva: Toma un cuchillo filoso, abre tu cabeza en dos, llega hasta el centro, ahí donde está la zona límbica o la que controla los sentimientos y destázala. Luego, pela, poco apoco, las capas de la corteza cerebral, así eliminarás tu capacidad lógica o consciente (¿?). De esa manera sólo dejarás aquello que los científicos llaman: "zona reptiliana", que es la que controla los instintos y que es la que corrobora nuestra animalidad. Hazlo, a ver si te sirve.

Alejandro Larracilla Baltazar dixit

Nombre: Resih Umar. dijo...

Je,je,je. Usted sí que es de armar tomar, compadre.

JC dijo...

La verdad no piesno abrir mi cabeza como una lata de atun. Prefiero quedarme con mi insomnio con el cual ya he aprendido a convivir, aunque en ocaciones lo odie.

Es peligroso! Me han dicho los doctores, incluso la falta de sueño puede provocar la muerte; existen torturas que lo evitan para quebrar la resistencia mental de los individuos que puede terminar en locura. Tal vez! Digo yo. Pero no puedo detenerlo llega y no se va hasta que sabe que uno debe de continuar con su rutina diaria. Y así es mí vida, ya lo he tomado con filosofía; porque se dice que el hombre pasa la mayor parte de su vida dormido; Bueno pues este hombre la pasa despierto en su mayoría. No me da gusto que suframos de insomnio es desesperante en ocaciones, pero me consuela no ser el único. Sabes Umar al empezar a leer tu post: me dije: Tengo que escribir sobre el insomnio. Pero al terminar de leer; decidí que no es necesario que lo haga; tu ya lo has hecho demasiado bien; no lo podría hacer mejor.

Y ya te sabes mi atrevimiento; seguro recuerdas mí post "Los movimientos fluyen ...." bueno ahi menciono:

"Y algo bueno debe de tener todo esto; porque has visto amaneceres para un record guinnes, conoces los azules, morados, amarillos y naranjas de memoria, hasta que sale esa pelotota de fuego que es la única que por unos instantes te hace sentir algo de calor"

Es justo en esas palabras en las que pondrè un link a este articulo; señor Umar; lo ha hecho usted bastante bien Felicidades.

Y voy a su último post a comentar que me ha parecido fabulosa su narrativa pero le dejo el comentario alla.

JC dijo...

Hola Umar como estas, este articulo, es mi favorito de verdad, cada que platico del insomnio lo recomiendo.
Me mandaron un poema que se llama "A MI POBRE MEXICO" y le hice un post; te va a gustar el poema, espero y el post también; encontraras en ese post algo familiar. Ya veras.
Saludos

JC dijo...

(El diario de un insomne)
Sigo regresando Umar, hace rato, perdí mi lucidez pues mi cuerpo se venció, al fin dije: Deseo mi sarcófago mi mente está cansada y mi cuerpo no puede soportar más. Ya duelen los órganos. Llevo días así desde el 11 de diciembre que no consigo conciliar el sueño por más de unos minutos. Hoy creo serán ya 5 días, ya no se en que día despierto, o vivo, me guían las fechas de mis artículos; mi pulso cada vez está más tembloroso, bebo 2 tazas de café en las mañanas para soportar el trabajo, del que salgo ya de noche; llego aquí y prendo mi pantalla pues se que lo más probable es que no consiga conciliar el sueño de nuevo. Ahora escribo y tiemblan mis manos con mucha dificultad atina mi dedo a la letra que deseo, ya me eh terminado, la cajetilla de cigarros que compre antes de llegar a casa, me da miedo salir a la farmacia por más, pues ya tengo miedo de no poder dormir. "Lo mejor de lo Nuestro" dice mi paquete de cigarrillos ya vacio, lo tomo para revisarlo pues necesito otro cigarro, me gustan esos cigarros y más su empaque pues es blando y siempre cuando uno cree que se han terminado, te sorprende, pues todavía queda uno rezagado en el fondo, no lo fumaré ahora pues este si es el último, y acabo de terminar el pasado, disculpa si no puedo corregir mi ortografía pues me gusta repasar palabra por palabra, pero el pulso cada vez lo hace más complicado, ya son casi las 6 de la mañana; 5:44 para ser más precisos, han empezado a tronar unos cuetes; hoy se celebra algo me pregunto, no lo sé, pero tampoco ya me interesa. No quiero regresar con los doctores; pues seguro sugerirán lo mismo que han sugerido antes; ¿Es el insomnio una enfermedad Umar? Pues ya estoy preocupado, al menos por insomne pude descubrir tu articulo y tantas cosas buenas; aquí me siento a gusto pues creo que me entiendes, tal vez no lo sufras tanto; pues no te lo deseo. Al menos tendré un amigo de testigo, que con su escrito le dio a mi alma abrigo. Gracias por este escrito, pues a él regreso seguido. No pensé poder escribir tan cansado, tal vez un día publique yo este escrito, pero por lo pronto lo dejo a tu resguardo, cuídalo bien, pues ya regresaré por él, alguno de estos días. Por ahora regresare a mi casa pues, pendientes eh dejado, y ya tengo que apurarme pues, en menos de tres horas, me presento al trabajo. Lo bueno que el domingo es día de descanso.
JC