domingo, 16 de agosto de 2009

Las 10 honestas


1.- Me asumo
como estudiante vitalicio.

2.- Soy un sujeto muy cambiante, casi una 'metamorfosis ambulante'.

3.- Alguna vez quise ser guitarrista clásico con nociones de flamenco; hoy en día, no sin cierto pesar, prácticamente he relegado mi sonanta a un rincón.

4.- Me desagrada la gente que nunca se pone en el lugar de los otros y que, en lugar de asumir la responsabilidad de sus actos, suele responder: "Hazle como puedas" o "Así soy, ¿y qué?".

5.- Haber llegado a ser políglota es una de las cosas que más me levantan el ego. Además de entender buena parte del inglés, con el paso de los años he adquirido cierto dominio del portugués, el francés y un poco menos del italiano -siempre he sentido fascinación por las lenguas romances y estoy orgulloso de tener al español como lengua madre.

6.- Me da flojera el trato con los ordinarios que entronizan la "chela"; al grado de que si no la pueden beber, no la pasan bien.

7.-
La dulzura y el colorido de las frutas me alegran la vida -ya se imaginarán cómo me gusta "La vendedora de frutas", de Olga Costa.

8.- N
o me gusta ser molestado cuando estoy viendo películas; no estoy para nadie en ese momento (me encuentro en una dimensión espacio-temporal alterna).

9.- Cuando alguien me hace mal debe andarse con cuidado, pues no soy de aquellos que ponen la otra mejilla.

10.- En situaciones difíciles -últimamente muy frecuentes- me tengo que decir que sin ecuanimidad es muy fácil claudicar en cualquier propósito. "El que siga buen camino encontrará peligrosas sillas que lo inviten a parar", Silvio Rodríguez dixit.