jueves, 2 de octubre de 2008

¡2 DE OCTUBRE NO SE OLVIDA!

No porque haya ocurrido hace 40 años, durante el sexenio de Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970), es motivo para olvidar la matanza ocurrida en 1968 en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco.

La efervescencia social de entonces, que aparentemente comenzó con una simple riña entre estudiantes, estaba gestando las bases de un frente popular cuya presión llevó al gobierno mexicano a tomar decisiones propias de una dictadura militar (cosa que efectivamente se propagó en la mayor parte de América Latina). Pero a pesar de que México estaba gobernado por un civil, por esas fechas se sacó al ejército para reprimir las manifestaciones en el Zócalo capitalino; a tomar las dos instituciones educativas que, aun hoy en día, constituyen fuertes pilares de la educación de este país: la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y, finalmente, se ordenó tirar a matar en Tlatelolco para evitar disturbios durante las olimpiadas que se llevarían a cabo en el país, el 12 de octubre; previniendo al mismo tiempo revueltas populares de mayor magnitud influidas por el éxito de la Revolución Cubana.



Imagen: Gráfica del 68.